201411.25
0
0

Sentencia Juzgado de lo Mercantil nº 1 Castellón. Nulidad Cláusula Suelo y Devolución de las Cantidades. BANCO POPULAR, S.A

Hoy Martes 25 de Noviembre de 2014,  se ha recibido una nueva sentencia favorable a los afectados por la CLAUSULA SUELO contra BANCO POPULAR, desde el Juzgado de lo Mercantil nº1 de Castellón. El despacho que ha conseguido este magnífico resultado ha sido, nuevamente, ARLANDIS ABOGADOS, en concreto, Dña. Mª Dolores Arlandis Almenar especialista en esta materia y que cuenta con una amplia experiencia en productos financieros complejos como los COLLAR, Bonos Autocancelables…, sin olvidar los instrumentos híbridos de capital.

Realiza la Sentencia un análisis de las circunstancias controvertidas en el pleito:

Condición General de la Contratación; para que la cláusula fuera una condición general de la contratación deben cumplirse los requisitos expuestos en la STS de 9 de mayo de 2013 en los fundamentos 137 y 138. Destacando sobre todos la ‘imposición’, fundamento 147 y ss. La misma sentencia del TS analiza a quién corresponde la carga de la prueba, el predisponente.  Y tanto de las testificales como de la ausencia de documentación aportada por la entidad bancaria se desprende que la cláusula era Condición General, llegando a señalar el director ‘el banco en aquel tiempo no comercializaba préstamos sin cláusula suelo’.

El Control de Incorporación; basado en las disposiciones de la OM de 5 de mayo de 1994, donde se destacan las obligaciones de entrega de un folleto previo, de la Oferta Vinculante que incluya las condiciones financieras, el posible examen de la escritura en los 3 días anteriores a la firma, y en el momento de formalización de la escritura pública el deber del notario de advertir sobre las limitaciones en concreto si son o no semejantes. Sin que la cláusula haya cumplido con las obligaciones documentales.

El Control de transparencia;  trata de determinar si el Cliente pudo llegar a comprender el significado económico real de la cláusula, así la STS de 9 de mayo en el fundamento 225 expone una serie de criterios en base a los cuales se podrá considerar  que la cláusula no es suficientemente transparente. No se distingue como un objeto definitorio del contrato, el suelo y el techo se insertan de forma conjunta dando la sensación de contraprestación, no se realizan simulaciones sobre escenarios de evolución del tipo de interés, no se ofrecen otras alternativas de préstamo para poder comparar, y aparece ubicada entre una abrumadora cantidad de datos. Por lo que no superaba dicho control.

Abusividad; al no superar el control de transparencia y generar un desequilibrio es susceptible de ser analizada la abusividad de la cláusula. En el presente caso NO hay una cláusula techo ofrecida como contraprestación, sino que según la demandada era la única manera que la entidad ofreciera el préstamo a este cliente por sus circunstancias personales, en las condiciones de importe, plazo y coste establecidos. Pero nada prueba el Banco sobre la relación entre la cláusula y el riesgo de la operación. Así responde únicamente a garantizarse un ingreso y no a compensar el riesgo por el perfil económico concreto del cliente, como también apuntó el perito.

Confirmación tácita; la nulidad de pleno derecho no es susceptible de sanación por vía de confirmación expresa o tácita, aunque se abonaran durante años las liquidaciones.

Y finalmente condena a la nulidad, devolución de cantidades y condena en costas, en base a lo mantenido por las Audiencias Provinciales de Barcelona, Asturias, el voto particular de Alicante y Castellón, respecto de esta última porque ‘no es dable apreciar motivo legal alguno, ni de seguridad ni de repercusión en el orden económico, ni tampoco de buena fe en el predisponente que,…, permita excluir las consecuencias naturales de la declaración de nulidad’.

Dejar un comentario

Su email no será publico. Campos requeridos *