202111.12
0
0

Audiencia Provincial Valencia (Sección 11ª). SWAP (SOCIEDAD ANÓNIMA). BANCO SANTANDER, S.A

El pasado 25 de Mayo de 2021, se dictó nueva Sentencia por la Sección 11ª de la Audiencia Provincial de Valencia, confirmando la Sentencia del Juzgado de Primera Instancia nº1 de Valencia, que estimaba los daños y perjuicios causados por BANCO POPULAR sobre una mercantil por la contratación de un SWAP.

En el presente caso, la mercantil, ya había interpuesto demanda por Nulidad del contrato de SWAP en el año 2016, sin embargo aquella demanda fue desestimada por apreciarse la caducidad de la acción, ya que en aquellos tiempos la jurisprudencia señalaba que el plazo podía comenzar a computarse desde el momento en que se recibía la primera liquidación negativa, hasta que finalmente el Tribunal Supremo sentó doctrina específica sobre el dies a quo en el producto SWAP, quedando establecido que la consumación no se producía hasta la finalización de TODAS las liquidaciones.

Tras aquel procedimiento, la mercantil, interpuso en 2019 nueva demanda en esta ocasión por Daños y Perjuicios. Motivo por el cual BANCO SANTANDER se oponía alegando cosa juzgada, lo que fue desestimado por cuanto la acción y causa de pedir es diferente en ambos procesos, como razona la Sentencia.

Los motivos del recurso de apelación eran:

1º) Existencia de cosa juzgada material (artículo 222 Ley Enjuiciamiento Civil) en relación con la preclusión del ejercicio de nuevas peticiones en procedimiento posterior conforme al artículo 400 Ley Enjuiciamiento Civil;

2º) Improcedente acción de responsabilidad contractual con indemnización de daños y perjuicios como artificio procesal para salvar la institución de la caducidad de la acción de anulabilidad; siendo en todo caso inviable por supuestos incumplimientos de deberes precontractuales;

3º) Estar la acción entablada prescrita;

4º) No ser viable una acción de responsabilidad contractual en un contrato vencido;

5º) No aplicación al caso de la normativa MIFID;

6º) No concurrir los requisitos exigibles del artículo 1101 del Código Civil para prosperar la acción entablada; porque no concurre un perjuicio económico imputable a la demandada; falta de nexo causal entre la conducta culposa o negligente y el daño; cumplimiento de todas las condiciones contractuales; solicitando la revocación de la sentencia por otra que desestime la demanda.

Siendo TODOS ellos desestimados. El despacho que ha conseguido esta Sentencia ha sido www.soleyasociados.es , bajo la dirección letrada de Diego Solé Martínez, experto en reclamaciones de productos financieros complejos.

Dejar un comentario

Su email no será publico. Campos requeridos *